SI NO PUEDES DECIR NADA BUENO
 
De un bocado
Para Jesús no existe tal cosa como un cristiano que lo sigue sólo en las buenas…
Él espera de sus seguidores un compromiso total.

Lo que necesitarás
• Biblias
• Lapiceras o lápices
• Materiales o accesorios para los desafíos (optativo)
• Cronómetro (optativo)
• Tiras de papel con desafíos escritos en ellas (optativo)
• Caja o un sombrero para colocar los desafíos (optativo)
• Una lista de verdades (relevantes para esta lección) para que los adolescentes revelen (optativo)
• Un breve cuestionario tipo multiple choice (personalizado para tu salón de reuniones o para tu entorno) para cada adolescente
• Diversos premios tontos o divertidos para otorgar a los ganadores del cuestionario
• Tarjetas en blanco, una para cada adolescente
• Copias de En las buenas y en las malas (hojas de trabajo 01), una para cada adolescente
• Copias de Una carta de Jesús para mí (hojas de trabajo 02), una para cada adolescente


Puntapié inicial – Opción 1

¿Dónde trazas la línea?

Esta actividad es una flagrante copia de… quiero decir, es un sentido homenaje a… todos esos programas de televisión en los que la gente se anima a hacer cualquier cosa (cosas dolorosas, cosas arriesgadas, cosas locas, ¡de todo!). Si nunca has visto uno de estos programas, son básicamente una versión llevada al extremo del juego “Verdad o Consecuencia” (también conocido como “Verdad o Reto”, o “Verdad o Atrevimiento”), pero si la opción de la verdad. A los concursantes se les presentan desafíos que ponen a prueba su coraje y su disposición para soportar cosas desagradables. Aquellos que atraviesan con éxito cada desafío pasan al próximo, hasta que queda sólo una persona.

El sentido común y los alcances de la póliza de seguros de tu iglesia te impedirán hacer cosas genuinamente riesgosas con tus adolescentes. Pero con un poco de creatividad, igual puedes inventar algunos desafíos que pongan a prueba su determinación, si no su coraje. Por ejemplo, podrías pedir a los participantes que…

• Coman dulces cuyo relleno ha sido sustituido por ají picante.
• Canten “Estrellita, ¿dónde estás?” o alguna otra canción infantil mientras danzan como bailarinas (usando medias largas, tutús, y zapatillas de baile).
• Empleando sólo sus dientes, saquen 10 ciruelas pasas del fondo de un recipiente grande lleno de ketchup y mostaza… y luego se coman las ciruelas pasas.
• Coman una lata entera de anchoas cada uno.
• Se cubran el pelo con mayonesa.

Si ves que el proceso de eliminación no está yendo tan rápido como quisieras, fija un límite de tiempo para cada desafío y elimina a aquellos que no lo terminen dentro de ese tiempo. Tal vez desees emplear las siguientes preguntas para ayudar a pasar de la actividad a la discusión:

GUIÓN PARA EL LÍDER JUVENIL

• ¿Cuáles son algunos de los desafíos que les toca a ustedes enfrentar cotidianamente? ¿En qué modo se comparan con los desafíos que enfrentaron en el juego?

• ¿Consideran ustedes que su fe cristiana es un desafío? ¿Por qué sí o por qué no?

• Ya hemos visto cuán lejos están dispuestos a ir en un juego como este, pero ¿cuán lejos están dispuestos a ir en sus vidas cristianas?


Puntapié inicial – Opción 2

Verdad o Consecuencia

Jueguen una ronda (o un par de rondas, dependiendo del tamaño de tu grupo) de “Verdad o Consecuencia” (también conocido como “Verdad o Reto”, o “Verdad o Atrevimiento”). Asegúrate de que cada adolescente tenga al menos una oportunidad de escoger entre responder una pregunta con completa honestidad (la Verdad) y realizar alguna cosa tonta (la Consecuencia). Haz que los chicos que eligen “Consecuencia” extraigan trozos de papel de una caja o sombrero, y luego realicen lo que indica el papel. Estas acciones deberían ser levemente embarazosas, pero nada demasiado personal o humillante. Por ejemplo, podrías desafiar a tus adolescentes a…

• imitar a una celebridad determinada durante treinta segundos
• tomar leche de fórmula para bebés, de un biberón
• permitir que otro chico del grupo los maquille y los peine a su gusto

Asegúrate que al menos algunas de las preguntas de “Verdad” se relacionen con el tema de la lección de una forma u otra. Por ejemplo, podrías pedir a los adolescentes que…
• compartan tres cosas con las que se hayan comprometido
• describan cómo piensan que es un compromiso genuino con Cristo
• hablen acerca de algún obstáculo que haya afectado negativamente su compromiso personal con Cristo

Tal vez desees emplear las siguientes preguntas para realizar la transición entre la actividad y la discusión:

GUIÓN PARA EL LÍDER JUVENIL

¿Alguna vez les ocurre en la vida real esto de ser desafiados a decir la verdad? ¿Y les ocurre alguna vez esto de ser desafiados a hacer algo que realmente no desean hacer?

• ¿Consideran ustedes que su fe cristiana es un desafío? ¿Por qué sí o por qué no?

• Ya hemos visto cuán lejos están dispuestos a ir en un juego como este, pero ¿cuán lejos están dispuestos a ir en sus vidas cristianas?


Entrando en tema

Comprometerse o no comprometerse, esa es la cuestión

Prepara un breve cuestionario para que tus adolescentes completen. Las preguntas deberían involucrar información que se encuentre disponible para tus chicos si ellos miran a su alrededor en el salón de reuniones o en los alrededores de la iglesia. Además, el cuestionario debe ser de tipo multiple choice, para que si los chicos no tienen ganas de investigar para descubrir las respuestas, pueden intentar adivinando.

He aquí algunos ejemplos de preguntas que podrías utilizar:

GUIÓN PARA EL LÍDER JUVENIL

• ¿Cuántos tomacorrientes hay en esta habitación?

• ¿Cuántos espacios para estacionar hay pintados en la playa de estacionamiento de la iglesia?

• De acuerdo al manual de instrucciones, ¿cuál es la cantidad mínima de aceite que se recomienda que tenga un Honda Civic modelo 1993?
(Si emplearas esta pregunta, deberías asegurarte de tener un Honda Civic ’93 estacionado cerca, con las puertas sin trabar, y con un manual de instrucciones en la guantera, para aquellos chicos que decidan investigar.)

• ¿Cuál es la última canción en el himnario de nuestra iglesia? (Obviamente, esta pregunta sólo funciona si tu iglesia utiliza himnarios… o tal vez quieras utilizar ésta como una pregunta con trampa.)

Trata de inventar entre 5 y 10 preguntas, dependiendo del tiempo y recursos que tengas disponibles. Permite a los adolescentes trabajar en parejas o en grupos pequeños para completar el cuestionario. Cuando hayan finalizado, revela las respuestas. Luego otorga premios… pero no a aquellos con la mayor cantidad de respuestas correctas, sino a aquellos que se hayan esforzado más en la actividad.

Tal vez desees emplear las siguientes preguntas para discutir sobre la actividad:

GUIÓN PARA EL LÍDER JUVENIL

• En una escala del 1 al 10 (siendo 1 no esforzarse para nada, y 10 dar todo lo que tenían), ¿cuánto esfuerzo pusieron en completar el cuestionario?
(De ser posible, pide explicaciones tanto a aquellos que siguieron cada pista hasta arribar a una conclusión lógica, como a aquellos que jamás se levantaron de sus asientos. Es probable que algunos adolescentes reconozcan haberse esforzado por la promesa de un premio o simplemente por la emoción de la competencia.)

• Si esta hubiera sido, digamos, una carrera de relevos, ¿hubieran puesto más o menos esfuerzo en ella? (Prepara una lista de diferentes actividades –de todo, desde levantar pesas hasta lavar un automóvil o escoger qué ropa se pondrán para una cita– y pide a los adolescentes que griten “más” o “menos” para indicar cuánto esfuerzo relativo pondrían en cada actividad.)

• ¿Cuáles son las situaciones que sacan lo mejor de ustedes o que los inspiran a dar su mayor esfuerzo? ¿Por qué?

• Empleando la misma escala que utilizamos anteriormente, ¿cuánto esfuerzo dirían ustedes que ponen en vivir una vida que sea fiel y obediente a Cristo?
(Alienta a que algunos voluntarios respondan, pero no fuerces a nadie a que comparta si no lo desea.)

• ¿Por qué piensan que sucede esto? (Una vez más, alienta las respuestas honestas, pero no pongas a nadie en una silla de interrogatorio.)

MÁS MÁS MÁS

Comprometerse o no comprometerse, esa es la cuestión

Recluta un par de amigos cristianos o un par de miembros de la iglesia para que asistan a la reunión y compartan brevemente sus testimonios con el grupo. Pídeles que se enfoquen especialmente en el arduo camino que tuvieron que atravesar para desarrollar un compromiso genuino en su caminar con Cristo… cosas que tuvieron que resignar, cómo lo hicieron, cómo se sintieron al respecto, cómo afectó su popularidad, y cómo se sienten respecto de estas decisiones al día de hoy. Anímalos a que no endulcen la verdad ni minimicen los efectos de un compromiso genuino con Jesucristo.

Dándole al libro

En las buenas y en las malas

Distribuye lapiceras y copias de En las buenas y en las malas (
(hojas de trabajo 01)) a tus adolescentes mientras se encuentra reunido todo el grupo… luego permíteles trabajar en grupos pequeños para completar la hoja. Además, por favor calcula cuánto tiempo crees que puede llevarle a tu grupo esta hoja de trabajo… siéntete libre de subrayar sólo las preguntas clave y de eliminar otras. Cuando todos hayan terminado, pide algunos voluntarios para compartir sus respuestas.
Tal vez desees emplear los siguientes comentarios para complementar la discusión sobre Apocalipsis 2:

GUIÓN PARA EL LÍDER JUVENIL

• Dios no promete en ninguna parte de la Biblia una vida fácil para aquellos que lo siguen. De hecho, vivir el tipo de vida que Jesús invita a sus seguidores a vivir invita a la persecución. (NOTA: Debatan sobre qué es y qué significa la persecución. Puedes referirte a los distintos tipos de persecución que los cristianos han sufrido a lo largo de los siglos.)

• El hecho de que enfrentemos dificultades por el hecho de ser cristianos no es algo para andarse quejando… es algo para celebrar.

• No hay escasez de personas que estén listas para decirnos qué cosas está bien que hagamos y que toleremos y que disfrutemos como cristianos. Sin embargo, tenemos que tener cuidado con a quién escuchamos. Los falsos maestros son tan peligrosos hoy como lo eran en los tiempos de Jesús.

• Aunque es cierto que Jesús no promete unas vacaciones permanentes a aquellos que lo siguen, pero sí promete recompensar eternamente a aquellos que permanecen fieles a Él.


Que haga la diferencia

Una carta de Jesús para mí

Distribuye copias de Una carta de Jesús para mí. (
(hojas de trabajo 02))
Enfatiza el hecho de que no hay respuestas correctas o erróneas con las cuales completar la carta. Esto se trata simplemente de los detalles de su relación personal con Dios. Si tienes algunos voluntarios que se sientan cómodos compartiendo algunas de sus respuestas, permíteles que lo hagan. También puedes animar a tus chicos a que coloquen sus cartas en algún lugar visible de sus habitaciones… o en cualquier lugar donde les sirvan como recordatorio de las cosas que están haciendo bien y de las cosas en las que necesitan trabajar en su relación con Cristo y en su compromiso hacia Él.





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

RADIO MISIONZOE
 
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
ACEPTA A CRISTO
 

ENCUESTAS
 
COMPARTENOS CON TUS AMIGOS
 
WEBMISIONZOE@GMAIL.COM
XPRESATE
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
DIOS BENDIGA A CHILE Y A LAS NACIONES Free counter and web stats