Lavando baños
 

Hace ya varios años atras (en mis 20's) me encontraba en casa  soñando con la posibilidad de algun día poder ir a  los Estados Unidos con el propósito de aprender el idioma  ingles. (Desde pequeño esto fue algo que siempre llamó mi  atención) y esto se intensificaba cuando por alli algun primo  con posibilidades era enviado por mis tíos al extranjero.  Pero esto parecía practicamente imposible para mi ya que las  circunstancias me recordaban a diario que solo un milagro podía  ayudarme debido a la dificil situación económica  por la que pasabamos en casa.

Un buen día un grupo de jóvenes estudiantes provenientes de la  ciudad de Tulsa, Oklahoma vinieron a mi ciudad en plan misionero representando  su escuela "Oral Roberts University". Durante el tiempo que ellos estuvieron  en mi ciudad (Chihuahua) y en mi iglesia tuve la oportunidad de servirles y apoyarles.  Al final de su estadía los llevé a la central de autobuses y ellos  al despedirse me rodearon y empezaron a poner dinero en la pequeña bolsa  de mi camisa (en ese momento me arrepentí de no haber llevado una playera  bolsa de canguro que en esos días tenía), entonces el líder  me dijo: ¡Vé a visitarnos, te esperamos!!

Dos meses después tuve la oportunidad de visitarlos y estaba sorprendido  pues este lugar superaba lo que yo me había imaginado y por si  fuera poco era un lugar cristiano.

El último día de mi estancia me fuí a un lugar alto, a solas  en donde podía contemplar las instalaciones y a la gente, para entonces me encontraba llorando en silencio, hablando con Dios diciendole: "Si me  concedes estar en este lugar y abres puertas para que pueda estudiar en esta  universidad, estaría dispuesto a trabajar tan duro que sería capaz  de limpiar todos los baños de esta escuela". Tres meses despues me  encontraba ya residiendo en Tulsa y formando parte del grupo estudiantil de la  Universidad en el Instituto de Ingles y trabajando también ¿a que  no saben haciendo qué?, LAVANDO BAÑOS. Desde entonces entendí que  Dios se toma muy en serio nuestras palabras.

El punto de todo es que recuerdo muy bien que para mi no había nada mejor  que lavar baños, lo hacía con un gusto y con un placer (aunque  suene ridiculo) que por casi todos los pisos del edificio se podía escuchar  mis chiflidos (silbidos) de gusto al estar yo trabajando, "No me avergonzaba".

Pienso yo lo hacía por tres cosas: 

1. Obviamente no esperaba yo un puesto directivo o de gerente al  frente de una computadora, ya que no sabía ni papa de inglés.

2. Necesitaba trabajar, era mi realidad y ésta era la única manera  de cumplir mi sueño.

3. Estaba mi palabra de por medio para con Dios.

¿Cuántos de nosotros le pedimos algo a Dios?, y le dijimos que  si el nos lo concedía estaríamos dispuestos a pagar el precio que  fuese y el en su gracia nos lo concede. Pero al pasar de los meses y/o años  sin darte cuenta estas quejando porque estas lavando baños o porque según  tu "eres el único que trabaja" o que "ya no estas para  esas cosas" etc, etc, etc. Te encuentras quejandote por el precio que según  tu estabas dispuesto a pagar.

Jamás se nos olvide de donde nos sacó Dios y todas las bendiciones  que hemos recibido de parte de El Y UBICATE. Deja de quejarte por tu situación  actual y paga el precio con buena actitud, DISFRUTALO......¡HA!!!  y recuerda, hagas lo que hagas hazlo silbando.

Sin duda Dios te llevará a algo mejor despues de esto.


RADIO MISIONZOE
 
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
ACEPTA A CRISTO
 

ENCUESTAS
 
COMPARTENOS CON TUS AMIGOS
 
WEBMISIONZOE@GMAIL.COM
XPRESATE
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
DIOS BENDIGA A CHILE Y A LAS NACIONES Free counter and web stats